Casas prefabricadas: préstamos rápidos a priori y ahorro máximo a posteriori

Comparar
Cantidad máximo Cantidad mínima Como sea posible
10000 €
Contratar
500 € 3 año

A priori y a posteriori
Julio Miralles

Por ejemplo, el conocimiento de que «no todos los cisnes son blancos» es un caso de conocimiento a posteriori, pues se requirió de la observación de cisnes negros para afirmar lo establecido. Los juicios a posteriori se verifican recurriendo a la experiencia, son juicios empíricos, se refieren a hechos. Tienen una validez particular y contingente. Ejemplos: «los alumnos de filosofía son aplicados», «los ancianos son tranquilos». En cambio, el conocimiento de que «ningún soltero es casado» no requiere de ninguna investigación para ser establecido como verdadero, por lo que es un caso de conocimiento a priori.

A priori and a posteriori
Jairo Botín

Several philosophers reacting to Kant sought to explain a priori knowledge without appealing to, as Paul Boghossian (MD) explains, “a special faculty … that has never been described in satisfactory terms.”[4] One theory, popular among the logical positivists of the early 20th century, is what Boghossian calls the “analytic explanation of the a priori.”[4] The distinction between analytic and synthetic propositions was first introduced by Kant. While Kant’s original distinction was primarily drawn in terms of conceptual containment, the contemporary version of the distinction primarily involves, as the American philosopher W. V. O. Quine put it, the notions of “true by virtue of meanings and independently of fact.”[5] Analytic propositions are thought to be true in virtue of their meaning alone, while a posteriori propositions are thought to be true in virtue of their meaning and certain facts about the world. According to the analytic explanation of the a priori, all a priori knowledge is analytic; so a priori knowledge need not require a special faculty of pure intuition, since it can be accounted for simply by one’s ability to understand the meaning of the proposition in question. In short, proponents of this explanation claimed to have reduced a dubious metaphysical faculty of pure reason to a legitimate linguistic notion of analyticity.

A posteriori – A priori
Iván Palacio

(del latín a posteriori, de lo que sigue, y a priori, de lo que precede.) Término filosófico que nos sirve para caracterizar el conocimiento en dependencia de sus fuentes. A posteriori es el conocimiento obtenido sobre la base de la experiencia con ayuda de la percepción sensorial. A priori es el conocimiento propio desde sus inicios a la conciencia, innato en ella. La filosofía idealista establece una diferencia entre el conocimiento obtenido a través de la experiencia y el que se da antes de ésta. Tal cosa es particularmente característico en la filosofía kantiana. Kant opinaba que nuestro conocimiento es fidedigno sólo cuando encarna en ciertas formas apriorísticas propias de la conciencia humana (por ejemplo, la capacidad, innata en el hombre, para percibir los objetos en el espacio y el tiempo y para establecer las diferentes conexiones existentes entre ellos). El materialismo dialéctico estima que todos nuestros conocimientos son en última instancia resultado de la experiencia (es decir, son el reflejo de los objetos y fenómenos existentes fuera de nosotros y que actúan sobre nuestros órganos de los sentidos). Por eso no puede existir ningún conocimiento apriorístico (antes de la experiencia, innato).

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*