Tipos de relaciones laborales y diferencias

Comparar
Cantidad máximo Cantidad mínima Como sea posible
10000 €
Contratar
500 € 3 año

Introducción a las relaciones laborales
María Camila Martí

El término relaciones laborales (también
se utiliza relaciones industriales), hace referencia al sistema
en el que las empresas, los trabajadores y sus representantes y,
directa o indirectamente, la Administración,
interactúan con el fin de establecer las normas
básicas que rigen las relaciones de trabajo. Asimismo,
alude al campo de estudio dedicado al análisis de dichas
relaciones. Su aparición es consecuencia de la
revolución industrial, cuyos excesos dieron lugar a la
creación de los sindicatos como medio de
representación de los trabajadores y al desarrollo de las
relaciones laborales colectivas. Un sistema de relaciones
laborales o industriales refleja la interacción entre los
principales actores que lo componen: el Estado, la empresa
(empresas o asociaciones de empresas), los sindicatos y los
trabajadores (que pueden participar o no en los sindicatos y
otras entidades encargadas de su representación). Los
términos “relaciones laborales” y “relaciones
industriales” se emplean asimismo en relación con diversas
formas de participación de los trabajadores;
además, pueden referirse a las relaciones de empleo
específicas establecidas entre una empresa y un trabajador
en virtud de un contrato de trabajo escrito o implícito,
si bien éstas suelen denominarse “relaciones de empleo”.
La variación en la utilización de los
términos es considerable, lo que refleja en parte la
evolución de este campo de estudio en el tiempo y en el
espacio. No obstante, existe un acuerdo generalizado respecto a
la consideración en el mismo de la negociación
colectiva, las diversas formas de participación de los
trabajadores (como los comités de empresa, y los
comités conjuntos de salud y seguridad) y los mecanismos
de resolución de conflictos colectivos e individuales. La
amplia gama de sistemas de relaciones laborales existentes en el
mundo ha dado lugar a la necesidad de matizar los estudios
comparativos y de la identificación de tipos debida a las
limitaciones del exceso de generalización y las
analogías erróneas. Tradicionalmente, se han
descrito cuatro tipos diferenciados de gestión del lugar
de trabajo: dictatorial, paternalista, institucional y
participativo.

Derecho laboral
Jonathan Ferrant

La Revolución Industrial dio origen a nuevas relaciones de trabajo, pues los trabajadores pasaron a desempeñarse, en los establecimientos de propiedad de sus empleadores en lugar de hacerlo en sus domicilios, sometidos a exigencias de orden y coordinación con las máquinas y con sus compañeros de labor hasta el momento desconocidas. A esto se agregaba que la introducción de la máquina hacía posible el trabajo de niños y mujeres que ingresaban al mercado de trabajo en competencia con los adultos varones, lo que sumado a la mayor productividad alcanzada por las máquinas ocasionaba la existencia de enormes contingentes de trabajadores desocupados cuya condición era aún más mísera, y que podían sustituir a cualquier asalariado que protestara por sus condiciones de trabajo. Esta nueva organización del trabajo los sometía a condiciones de esfuerzo, horario, riesgos de accidentes, enfermedades profesionales, falta de descanso y remuneración ínfima.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*